El nuevo ciclo global de luchas que comenzó con la primavera árabe tiene un marcado caracter urbano, con multitudinarias protestas contra prácticas espaciales neoliberales[ principalmente a partir de 2013 con los levantamientos en Brasil y Turquia] y la emergencia de nuevas formas de subjetividad política. En este contexto el común, en su sentido doble como objeto de las luchas y forma de organización, se afirma como frontera de radicalización de la democracia más allá de lo público y lo privado, de Estado y Capital.

Para estudiar ese producción del común en su dimensión urbana tomamos como campo de partida conceptual la intersección de filosofía política autonomista -Negri y Hardt-, geografía urbana marxista -Harvey-, e historia social radical -Linebaugh-. El método de investigación inventa un laboratorio de mapeamento colectivo que emplea una tekné combinada de 1/ cartografía, en su acepción deleuze-guattariana, 2/ parametrización para análisis pormenorizado comparado y 3/ lenguaje audiovisual como producción de imaginario.

Entre 2010 y 2014 el laboratorio ha tenido lugar en Atenas, Estambul, Rio de Janeiro, Belo Horizonte, Sao Paulo y Quito gracias a una amplia red relacional y con la participación de diversas instituciones académicas. Pensamos que una nueva teoría urbana está emergiendo a partir de ésta y otras investigaciones similares, un nuevo sistema de representación de la metrópolis a partir de la lente de los comunes.